La finalidad de la incapacitación no es otra que proteger los derechos e intereses del incapacitado, tanto en lo referente a su vida personal como en relación a su patrimonio.

¿Quién puede solicitar la declaración de incapacidad?

Las personas que pueden solicitar el proceso de incapacitación son el cónyuge o descendientes y, si no hubiese, los ascendientes o hermanos del presunto incapaz. Se puede dar el caso de que ninguno de estos familiares haya solicitado la incapacitación, o incluso que no estén vivos.

Entonces la declaración debe ser promovida por el Ministerio Fiscal.
Cualquier persona que conozca la existencia de posible causa de incapacitación en un conocido debe ponerlo en conocimiento del ministerio (excepto si se trata de un menor, en este caso solo la puede promover las personas que posean la tutela).

¿Cómo actúa el tribunal en estos casos?

No se decide sobre la incapacitación sin previo dictamen pericial médico acordado por el tribunal. Durante el proceso, el tribunal oirá a los parientes más próximos y examinará al presunto incapaz (acordando los dictámenes periciales necesarios).

Éste puede comparecer con su propia representación. Si esto no es posible, será el Ministerio Fiscal el que vele por sus intereses, siempre que no haya sido el promotor del procedimiento.

Si necesitas asesoramiento profesional en Valencia, consulta con I Juridic Abogados en Valencia.